#1 – Historia antigua, historia reciente

Actualizado: 21 de ene de 2019


Unión Comunal (UC) de Torca y Lago Vichuquén


Estimado Vecino:


En los últimos meses ha venido ocurriendo un cambio medioambiental de grandes proporciones en el cuerpo de agua de el estero Llico, laguna Torca y el lago Vichuquén. Por medio de la presente carta queremos informarle la historia antigua y reciente, las causas de la situación actual, lo que podemos esperar para los meses que vienen y las eventuales medidas a implementar. La situación es compleja porque requiere una visión integral de todos los aspectos del problema que, sin duda alguna, exceden la condición del agua del lago.


Historia antigua


El complejo lacustre Vichuquén es un sistema léntico dulceacuícola, de origen albuférico. Está integrado por el lago Vichuquén y las lagunas Dulce, Tilicura y Torca (esta última reserva nacional y santuario de la naturaleza bajo el cuidado de CONAF desde 1974). Tiene una pluviometría histórica entre 400 y 700 mm anuales, que ha sido mucho menor en los últimos 5 años de sequía. El lago se alimenta por los esteros Huiñe y Vichuquén, este último formado por los esteros Uraco y las Cardillas.

El proceso natural de envejecimiento de un cuerpo de agua se llama Eutroficación y demora en estado natural cientos de años. De acuerdo a mediciones objetivas de cantidad de clorofila, fósforo y nitrógeno acumulado en el agua, entre otros, se puede saber qué tan “viejo” o eutrófico está un lago. Un estudio de limnología realizado por el EULA en 2008 ya daba noticias de un estado avanzado de eutroficación. Dentro de este proceso, existen variables artificiales que lo pueden acelerar:


La cantidad de sedimento arrastrado por las lluvias desde las laderas usadas para explotación forestal (7,3 toneladas/día medido en agosto del 2008 en estero Vichuquén).La cantidad materia orgánica aportada por aguas servidas grises y negras vertidas al agua desde las casas.La salinidad del agua por entrada de agua de mar derivada del manejo de la desembocadura del estero Llico que determina cambios relevantes en la transparencia del agua.La proliferación de microalgas en las aguas superficiales.


Historia reciente


El terremoto del 2010 produjo un cambio mayor en la altura del suelo y cuenca del lago con un descenso estimado entre 70 y 100 cm. Este cambio de altura ha impactado enormemente en el intercambio de aguas que ocurría normalmente entre el mar y el lago. Resumidamente, el aporte de lluvias trae agua dulce oxigenada y sedimento disuelto en los esteros que entran por el sector mas bajo del lago (aguas someras, < 10m de profundidad). Esa masa de agua avanza hacia el sector norte donde precipita el sedimento. El lago ha perdido 20 m de profundidad: de 50 m a 30 m en 80 años por la precipitación de sedimento. Durante este movimiento se produce mezcla de agua dulce y salada. La mas salada se va al fondo y la menos salada, por ser mas liviana queda en la superficie, creando 2 cuerpos de agua diferentes que se contactan a los 15m de profundidad (termoclina). Estos dos cuerpos de agua no se mezclan de manera vertical. El cuerpo de agua profundo es mas salado y contiene lodo formado por la descomposición anaeróbica (sin oxígeno) de todo el material orgánico precipitado. Cuando el lago se vacía por la desembocadura, sale agua menos salada (superficial). Cuando el lago se llena por entrada de mar, entra agua que tiene 50 veces mas sal que la potable de santiago, y 10 veces mas que las aguas superficiales del lago. Esta ausencia de desnivel ha producido una salinización acelerada dañina porque produce disminución de transparencia para la vegetación de los fondos ribereños que limpian el agua y ha acelerado la proliferación de microalgas superficiales que enturbian aún mas el agua. Toda esta disminución en la transparencia y bloqueo a la penetración de luz acelera este círculo vicioso.


En este escenario adverso, en agosto del 2014 hubo un dictamen de la DGA de abrir la desembocadura y dejarla abierta hasta su cierre natural. La resolución además señala que solo se podrá abrir de manera artificial ante el peligro inminente de inundación del pueblo de Llico. Cuando sea el caso, el cierre deberá ser natural y nunca artificial. La DGA tiene todas las atribuciones para el control de esas aguas y violar la resolución tiene una multa de entre 50 y 500 millones de pesos. Ante este escenario, el directorio de la unión comunal de la época, presidido por Sr. Rodrigo Saavedra, hizo enormes esfuerzos por exponer a las autoridades (Sr. Alcalde, representante del Sr. Intendente, representante de la DGA, representante de la DOH, representante de la CONAF, Seremi de medio ambiente, Secplac de municipalidad de Vichuquén y otras autoridades municipales) los potenciales efectos nefastos de esta situación. Lamentablemente, sus aprensiones fueron desestimadas.



Proceso Natural Acelerado


La salinidad de las aguas superficiales (<15m de profundidad) del lago ha aumentado paulatinamente desde el terremoto desde 2000-3000, que es el nivel histórico, a niveles de 5000-7000. En ese escenario se produjo la entrada masiva de agua salada entre agosto del 2014 hasta enero del 2015 cuando la desembocadura se cerró de manera natural. Todos fuimos testigos del gran cambio en la cantidad de sal del agua. Los resultados del estudio de aguas encargado por la Unión Comunal a ANAM del 18 de marzo estarán disponibles a mediados de abril para objetivar esta impresión. Les serán comunicados de manera oportuna.


Este aumento de salinidad produjo disminución en la transparencia del agua quebrando de manera definitiva el delicado equilibrio que mantenía el agua en su “estado transparente” ganando turbidez de manera progresiva debido a la proliferación de microalga superficial, avanzado a “estado turbio” como vimos en el verano. La progresión de este fenómeno bien descrito, ha llevado las aguas superficiales a color “sopa de arveja”: se produce por el crecimiento hasta la saturación de microalgas en las capas superficiales, asociado a mal olor. Es en esta etapa del proceso donde nos encontramos ahora.




¿Qué viene a continuación?


Esto puede empeorar. Una vez en este estado, la progresión natural es la saturación completa del agua superficial por microalgas debido a la exposición solar de esta época del año. Cuando la irradiación de luz disminuya por días nublados, se puede esperar un cambio del agua a “color café” derivado de la muerte masiva de algas por falta de luz. Este cambio no es gradual sino catastrófico (en una noche). También puede ocurrir muerte masiva de algas por un fenómeno llamado “crisis de oxígeno”: el oxígeno disuelto en el agua no es capaz de mantener la masa vida vegetal y las algas mueren y se pudren. La forma mas dramática de crisis de oxígeno es la muerte masiva de peces (esto ha ocurrido 2 veces en años anteriores en las aguas estancadas del sector de la laguna del estero Llico). Todo este material orgánico quedará en degradación en la masa de agua aportando nitrógeno y fósforo, acelerado proceso de eutroficación.


¿Qué podemos esperar?


Como las variables involucradas son oxígeno, luz y temperatura, no tenemos ninguna posibilidad de detener el proceso actual, que fue tan claramente advertido por nuestro ex presidente de la UC a las autoridades mencionadas. Tendremos que esperar el final natural de esta triste muerte anunciada. El curso natural de la situación es esperar las lluvias que traerán agua dulce y oxígeno al sistema en una época de baja exposición a la luz. El cuerpo de agua crecerá y tendrá que operar con los lentos mecanismos naturales de degradación. La recuperación de la situación actual NO es un fenómeno garantizado, puede seguir adelante sin volver a las situación previa.


Aspectos sociales vinculados al problema


Este problema no ocurre como único fenómeno en la zona. Las variables que podríamos intervenir están inevitablemente vinculadas a los problemas de agua que tiene la gente del pueblo de Llico. Ellos no cuentan con agua potable y tomable hace 3 años. El agua, a la que acceden por la red de agua potable, sólo se usa para labores sanitarias, no para tomar. Por esta restricción mayor, la cantidad de agua que usa el pueblo es la mitad de la estimada habitualmente para esa población. La mayor parte de las aguas servidas de Llico se conducen por el sistema de alcantarillado a la planta de tratamiento de agua. Lamentablemente, todavía existen casas que eliminan sus aguas servidas directo al canal de Llico. La planta de tratamiento tiene un funcionamiento irregular (no cuenta con recepción municipal ni sanitaria), está subdimensionada y, con frecuencia, presenta problemas que producen eliminación de aguas insuficientemente tratadas al estero de Llico. La norma chilena permite hasta 1000 coliformes/100ml en las aguas de estuarios para actividades de recreación con contacto directo (decreto supremo 144, 30 de diciembre, 2008). La norma de Estados Unidos permite hasta 200 coliformes fecales/100ml. Este decreto señala la obligación de la autoridad de monitorear al menos 1 vez al mes durante el año, y una vez a la semana en época de baño la contaminación de las aguas. Esto no ocurre. En la medición encargada por la UC a DICTUC en abril del 2013, el agua del estero frente a la planta de tratamiento de aguas confirmó la presencia de 16.000 coliformes/100ml. Corresponde a la autoridad sanitaria fiscalizar el cumplimiento de la norma. Por esta realidad, la población de Llico sufre de manera directa el desastre de la contaminación del estero de Llico. Cuando la desembocadura está cerrada este aporte de material orgánico empuja al sector de la laguna hacia un drama medioambiental transformándose en una cloaca. De esto deriva el interés de mantener la desembocadura abierta para que el mar lave el sector. Eso efectivamente ocurre. Sin embargo, así como sale al mar agua contaminada, esta agua también es arrastrada estero arriba contaminando Laguna Torca y el Lago Vichuquén.


La siguiente tabla contiene los niveles considerados apropiados en Estados Unidos para mantener un cuerpo de agua saludable:

Los niveles en el canal de Llico frente a la planta de tratamiento en abril 2013 fueron:

Los niveles en el lago frente a la punta de la península fueron:


¿Qué podemos hacer?


La recuperación de la calidad del agua, el control de nivel del lago para mantener gradiente hacia el mar y el adecuado tratamiento de las aguas servidas del pueblo de Llico, las Conchas y de las casas del lago son 3 prioridades que están inevitablemente vinculadas. Existen medidas de corto plazo y otras mas definitivas.


En el corto plazo, se intentará desarrollar un protocolo de acuerdo de cierre artificial de la desembocadura mediante intervención racional y acordada con maquinaria pesada. El objetivo de este cierre es mantener el nivel del agua del lago 40 cm. mas alto que el nivel de equilibrio con el mar. Esta es una determinación que le corresponde a la DGA y requiere el apoyo de la población de Llico y de la I. Municipalidad de Vichuquén. Como el cierre le significa a Llico crear una cloaca frente a la planta de tratamiento de aguas, el manejo racional de la desembocadura requiere de manera perentoria el arreglo de la planta de tratamiento que depende de la I. Municipalidad de Vichuquén.


Un sistema de barrera permanente, mediante nivel fijo o compuerta, instalado en el curso del estero Llico es motivo actual de estudio de factibilidad de ingeniería por parte del MOP. Tiene un financiamiento de $87MM aportados por la intendencia para el proyecto de Análisis del Lago y Estero de Llico. Se publicó en mercado público el día 16 de Febrero, contando con fechas de apertura técnica para el 17.03.2015 y apertura económica para el 24.03.2015 y un plazo de ejecución de 180 días. Esta solución definitiva está muy lejos de ser una realidad.

Por la urgencia y gravedad del problema no podemos esperar tanto tiempo y deberemos lograr PROTOCOLO DE ACUERDO de apertura y cierre para el manejo racional de la desembocadura del estero de Llico con la DGA, la comunidad de Llico y la I. Municipalidad de Vichuquén. La situación no resiste una nueva entrada masiva de agua salada al lago.


¿Cómo afecta esto a cada vecino?


El nivel del lago en enero de este año representa la situación de equilibrio entre el mar y el lago. Con desembocadura abierta el nivel del lago varía entre 12 y 15 cm. de acuerdo a las mareas y produce entrada masiva de agua salada. Para mantener una gradiente hacia el mar se requiere mantener el nivel del lago, Torca y el estero entre 30 y 40 cm. mas alto que lo que había en enero pasado. Esto tiene relevancia en la altura de los muelles y jardines de las casas. Sin embargo, no se podrá revertir el daño ya causado sin levantar el nivel del agua.


Además del nivel del agua para muelles y jardines, existe la relevancia económica de la inversión en bienes raíces y sus arriendos. La recuperación del agua es clave para mantener al lago como un atractivo turístico relevante y toda la actividad económica que produce.


Se requerirá de la participación y compromiso de toda la comunidad del lago para lograr estos objetivos. Sólo la acción coordinada de toda la comunidad tiene la potencia suficiente para poder enfrentar esta grave crisis ambiental.


Esta información le será enviada a las siguientes autoridades:

  • Alcalde de Vichuquén, Sr. Román Pavez

  • Intendente de VII región, Sr. Hugo Veloso

  • Senadores Sres. Juan Antonio Coloma y Andrés Zaldívar

  • Diputados Sres. Celso Morales y Roberto León

  • Ministra de Salud, Sra. Carmen Castillo

  • Ministro de Medio Ambiente, Sr. Pablo Banedier

  • SEREMI de salud, Sra. Valeria Ortiz Vega

  • SEREMI de medio ambiente, Sra. María Eliana Vega Fernández

  • Director regional de la DGA, Sr. Enrique Ugarte Sanhueza

  • Director general de aguas, Sr. Carlos Estévez Valencia

  • Directora regional de CONAF, Sra. María Isabel Florido

  • Jefe de CONAF de Reserva Laguna Torca, Sr. Luis González

  • Autoridades locales comunitarias

Lo saluda atentamente, Directorio de la Unión Comunal de Torca y lago Vichuquén

  • Enrique Waugh, presidente

  • Daniela Ruiz, vicepresidenta

  • Gustavo Parraguez, secretario

  • Andrés Hederra, secretario

  • Pedro Pablo Aspillaga, director

0 vistas

CONTÁCTANOS

Teléfono

+56 9 9294 5095

Email

©2018 Unión Comunal de Vichuquén